La contaminación acústica y la salud

 ¿Quien pensaría que me llegó la idea de la contaminación acústica anoche a las cuatro de la madrugada cuando me desperté por culpa de las alarmas del camión de basura en mi calle?

En este momento, me llegaron dos ideas: el ruido es contaminación y el ruido tiene efecto sobre mi salud. (El bueno desarrollo de mi sueño!)

Pero, la contaminación acústica va más allá de la sola perturbación del sueño, también afecta a otros campos de la salud: dolor de cabeza,  mal humor, cansancio, falta de concentración, insomnio..

Sin embargo, me doy cuenta de que en España el sonido alto es una caracteristica  de la vida españla.

En efecto, está considerado como un arte en Valencia con las “mascletas” durante las fallas : Es un tipo de concierto de petardos.

También es una manera de estar atendido en los bares (mas hablas fuerte en un bar para pedir algo, mas tienes suerte de ser escuchado: el magnifico ejemplo en “Los diamantes” en la calle Navas). Es también una manera de argumentar y defender sus ideas. La importancia del sonido se nota igualmente con el volumen de la musica en las discotecas (muco mas alto que en Francia)

 Además, como los españoles son muy abiertos y alegres y saben hacer la fiesta, lo quieren comunicar a los otros, por eso usan la voz y risas altos (que te contagian).

Por lo tanto, el nivel de los decibelios es también parte de la cultura española!

Hasta un cierto punto… nos acordamos del caso que salio en la prensa en Barcelona.

La audiencia ha condenado el 16 de marzo de 2009 a la propietaria de un bar situado en las ramblas a cinco años y medio de cárcel, reconociendo por primera vez lesiones causadas por el ruido…                             Audreyp10009681

Anuncios

~ por audrey29810 en marzo 25, 2009.

4 comentarios to “La contaminación acústica y la salud”

  1. Jajaj, me parece muy adecuado eso que dices…y probablemente no sea yo el más indicado para hablar de ruido por mi tono de voz! Sin embargo sí que es cierto que en España en los últimos años hay un aumento del proteccionismo frente al ruido, en especial el nocturno: bares, zonas de botellón lejos de vecinos (hasta el punto de que los ayuntamientos pagaban el doble acristalamiento de las viviendas más afectadas) etc; y aunque contra la gestualidad no se puede hacer nada, sí que es cierto que la contaminación acústica existe y se debe actuar contra ella, y es que mi derecho a la diversión acaba donde empieza el tuyo a descansar.

  2. Mucha razón, Audrey!!!
    Algunas personas consideran que vivir en su propia casa o piso, tienen todo el derecho de utilizar los decibeles que mejor le sienten (música, fiesta, charlas u otros). Muy equivocados están, porque el vivir en un barrio o en una comunidad también debe hacer que las personas tomen importancia de lo molesto que puede llegar a ser para otros su conducta.
    En cuanto a los decibeles acá en España, me parece gracioso analizar en el contexto del autobus, por ejemplo, la cantidad de gente que grita al hablar y, como los demás hablan suficientemente alto, cada cual acomoda su volumen para que el receptor pueda llegar a entender algo, dentro de ese sinfin de intercambio de mensajes…
    S.

  3. Totalmente de acuerdo Audrey, y con Silvia también. El nivel de “contaminación acústica humana” es considerable.
    Me hace recordar a mi vecino del piso de arriba. A parte de creer que vive solo en este planeta, las paredes y los techos son tan delgados que se escucha todo. Y cuando digo todo, es TODO.
    Buen tema, y necesitamos resaltar su importancia, es decir “a parar las orejas”.

  4. Audrey, tu comentario me hace acordar de una anécdota, pero antes de contarla, creo que es prudente decir que la cultura influye mucho. Colombia tiene diversas culturas, y entre ellas está las silenciosas (habitantes de la cordillera) y las ruidosas (habitantes de las costas o la tierra caliente). Españoles que han vivido en medio de las culturas ruidosas de Colombia, dicen que el ruido es intolerable e incluso usan tapones para dormir. Por otro lado, entre las culturas silenciosas es necesaria la ley del silencio; así, bloques de pisos cercanos a los bares han amanecido con letreros de portesta en todas las ventanas diciendo ESTAMOS HARTOS DEL RUIDO.
    La anécdota es la siguiente: la noche antes de las eliminatorias para el mundial USA entre Colombia (conformada principalmente por futbolistas de las comunidades ruidosas) y Argentina en Buenos Aires, los seguidores de Argentina se acercaron al hotel de la selección colombiana a hacer ruido toda la noche, incluso tirando piedras y palos a las ventanas de las habitaciones del hotel. El resultado: los jugadores colombianos se sintieron como en casa, durmieron de maravilla y ganaron 5-0, clasificándose para el mundial y recibiendo los aplausos de Maradona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: